El Ministro de Asuntos Exteriores Inauguró la IV Edición

El Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, que inauguró el Spain Investors Day, destacó la superación de la recesión tras la corrección de los principales desequilibrios de la economía española y auguró el inicio de la senda de crecimiento.

Para confrontar estos problemas, el titular de Exteriores afirmó que el Gobierno español lanzó un ambicioso programa centrado en la consolidación fiscal, medidas para incrementar la competitividad así como la reestructuración del sector financiero.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero se han corregido los principales desequilibrios de la economía español, gracias a los esfuerzos para lograr la consolidación fiscal, a la medidas para incrementar la competitividad y la culminación de la reestructuración del sector financiero”.

Como ejemplos del inicio de la recuperación, el titular de Exteriores citó el incremento de la competitividad, la corrección del déficit público y las mejoras en la balanza por cuenta corriente. “Hemos recuperado toda la competitividad perdida desde 1999, gracias al empuje del sector externo, que ha experimentado una increíble recuperado, en tanto que la balanza por cuenta corriente registró el año pasado superávit por primera vez desde la década de los 80”.

A juicio del titular de Exteriores, datos alentadores como el ligero crecimiento del PIB en el último trimestre de 2013 o la mejora de los datos de desempleo son signos evidentes de que en 2014 la economía española conocerá el regreso al crecimiento.

Para García-Margallo, lo más importante es que la confianza en España ha regresado a los mercados como se refleja en la evolución de la prima de riesgo, por debajo de los 200 puntos, en niveles anteriores al inicio de la crisis.

Queda todavía mucho camino por recorrer. La deuda externa y el desempleo lo continúan siendo muy elevados, pero el Gobierno no cederá en sus esfuerzos por culminar las reformas emprendidas y acometer nuevas reformas”,

García-Margallo subrayó también que la economía española está un momento crucial, para cambiar de un modelo basado en la construcción y el endeudamiento, a otro basado en la competitividad y en el crecimiento, bajo el empuje del sector externo.

El Ministro de Exteriores se refirió también a los retos que afronta la Unión Europea y abogó por el reforzamiento de la unión monetaria, por la unión fiscal y por una mayor integración económica.

En muchas partes de Europa, el sentimiento de solidaridad y compromiso está perdiendo fuerza mientras aumenta el nacionalismo y el populismo. Mientras la Unión Europea ha conseguido notables progresos en mejorar la situación económica, en los ciudadanos persiste la idea de que la crisis no se está resolviendo satisfactoriamente”, afirmó.

En este sentido, García-Margallo subrayó que las nuevas instituciones europeas que surjan de las próximas elecciones de mayo tienen el reto de consolidar la integración y recuperar la confianza en un proyecto común.

García-Margallo pidió a los países de la Unión Europea que “se lo puedan permitir” que tomen las medidas para el crecimiento que España “no puede tomar“, comprometida como está con las políticas de austeridad.

En su intervención, García-Margallo defendió igualmente una intervención más activa por parte del Banco Central Europeo a la hora de comprar deuda, dado que, según él, la prima de riesgo — el diferencial entre los bonos español y alemán que los mercados usan como referencia a la hora de medir la confianza en la economía — “sigue 200 puntos básicos por encima” de lo que España se merece. El Ministro de Exteriores concluyó afirmando que la salida de la crisis no es suficiente y que “hace falta más cooperación para dejar claro que una situación como esta no se volverá a repetir“.

El Ministro de Asuntos Exteriores fue presentado por el presidente de BNP Paribas en España y miembro del Consejo Rector del Spain Investors Day, Ramiro Mato. El máximo responsable de BNP Paribas resaltó que la confianza en España ha vuelto y nuestro país es ahora uno de los destinos preferidos para los inversores internacionales. “Spain Investors Day se ha consolidado como una oportunidad única para que podamos ofrecer a los inversores una visión completa de España y sus principales empresas, muchas de las cuáles disponen de reconocimiento y posiciones de liderazgo mundiales en sus respectivos sectores”, señaló.